Tel: 93 302 53 53 / 93 302 11 77 | [email protected]

Carrer de Sepúlveda, 125 08015 Barcelona

La capilaroscopia es una técnica diagnóstica totalmente inocua.  La observación tiene lugar en la base de las uñas de las manos, usando un microscopio binocular, una fuente de luz fría (para no producir un aumento de temperatura local y alterar las condiciones fisiológicas) y un tipo de aceite para favorecer la visibilidad de los capilares.

La capilaroscopia permite ver “en vivo y en directo” los capilares, es decir los vasos sanguíneos de más pequeño calibre.

La clave de la capilaroscopia es el FENÓMENO DE RAYNAUD que consiste en crisis de palidez en los dedos de las manos principalmente ante el frío o situaciones de estrés emocional, que puede ser primario o ser el inicio de una enfermedad generalizada. Es en estos casos donde tiene utilidad la capilaroscopia en la que se pueden apreciar una serie de alteraciones que tienen un factor pronostico de que en un futuro se pueda desarrollar la enfermedad, especialmente la ESCLERODERMIA, enfermedad del tejido conjuntivo con una afectación de diferentes órganos.

También se aprecian alteraciones en otras enfermedades reumatológicas con la ARTRITIS REUMATOIDE, ARTRITIS PSORIASICA, LUPUS ERITEMATOSO etc. Importante para el diagnostico diferencial con otras enfermedades especialmente en la FIBROMIALGIA que permite descartar las enfermedades descritas; también nos ayuda para seguir la evolución de los procesos citados, conociendo en profundidad la actividad de la enfermedad que queremos controlar.