Tel: 93 302 53 53 / 93 302 11 77 | [email protected]

Carrer de Sepúlveda, 125 08015 Barcelona

Primera Unidad especifica creada en España para el tratamiento de la Fibromialgia, en la actualidad superando los tres mil pacientes controlados, estadística que nos proporciona una enorme experiencia en este campo.

El Doctor Graell, reputado especialista en la fibromialgia

No hay nada que nos enseñe más que los propios pacientes, pero para ello hay que escucharlos, dedicarles el tiempo que sea necesario y sobre todo intentar ponernos en su lugar. A partir de este momento estaremos capacitados para comprender las situaciones que están viviendo las personas afectadas y nos permitirá aplicar todas las modalidades de tratamiento para la fibromialgia de que disponemos en la actualidad.

Otro aspecto a tener en cuenta, y que hoy en día se ha puesto de manifiesto en todas las reuniones Internacionales sobre Fibromialgia, es que es una enfermedad muy polimorfa (tiene muchas formas) con distintas características. Por este motivo se han aceptado ya los llamados “subgrupos”, que están en proceso de definición. Es de capital importancia tener en cuenta esto antes de plantear una estrategia terapéutica.

Sólo un tratamiento multidiciplinar y personalizado puede conseguir una mejor calidad de vida en estas personas con fibromialgia. La incomprensión y la masificación son la lacra de la medicina.

 

Diagnóstico y tratamientos matizando la forma clínica

Aplicando los criterios internacionales de la American Collegue of Rheumatology. Sin embargo, la experiencia nos ha demostrado que no siempre todos los pacientes los cumplen: hay pacientes que no tienen todos los criterios pero sí la enfermedad; y al contrario, los pueden cumplir y sufrir otro proceso, hecho que lo hemos comunicado en diversos Congresos Internacionales. Esto explica los cada vez mas frecuentes errores diagnósticos.

Información sobre la fibromialgia y su tratamiento

Imposible conseguir la colaboración total del paciente si no hemos informado de las características de la fibromialgia, de los conocimientos que de ella tenemos, y cuales son los resultados que pretendemos con el tratamiento.  Trascendental centrar el problema y liberar de toda la información que no venga de fuentes profesionales.

Evaluación del entorno del paciente

Trascendental analizarlo en profundidad para poder ayudarlo. Aquí intervienen factores de índole muy diversa, pero que debemos intentar modificar si son negativos para la evolución favorable del proceso.

Ozonoterapia

A  partir de 1993, junto con los grupos alemanes de Berlín y  Munich, iniciamos la aplicación de esta técnica en la Fibromialgia. La finalidad es mejorar los niveles de oxigenación de la masa muscular e interrumpir el círculo vicioso dolor-contractura-dolor habitual en esta enfermedad. Las estadísticas actuales, después de más de tres mil pacientes tratados han demostrado las teorías iniciales, obteniéndose una importante mejoría en los aspectos citados. La técnica usada es la de la aplicación subcutánea con masaje posterior para su difusión.

Uno de los síntomas mas preocupantes y difíciles de controlar es la FATIGA. En la búsqueda de mecanismos para mejorarla y afrontar el tratamiento de la fibromialgia, iniciamos hace tres años un estudio con la aplicación de la autohemoterapia con ozono, observándose en un alto porcentaje una importante disminución del cansancio. En la actualidad forma parte del arsenal terapéutico habitual dentro del tratamiento multidisciplinar. Los mecanismos de acción de la Ozonoterapia se describen dentro del apartado específico de tratamientos.

Terapia farmacológica

Es indiscutible que la farmacología debe ocupar un apartado dentro del tratamiento global de la fibromialgia, siempre con el criterio de lo mínimo posible pero lo adecuado y necesario. En los últimos años se han desarrollado fármacos que influyen sobre los neurotransmisores, base indiscutible del problema, en la actualidad están en ensayo nuevas vías de tratamientos farmacológicos; sin embargo este aspecto hay que conocerlo profundamente y sólo los expertos en el tema deberíamos administrar el arsenal del que disponemos, tanto en el citado campo como en el de los analgésicos, mioerrelajentes, ansiolíticos, antidepresivos, etc. El uso mínimo y adecuado puede ayudarnos, el uso indiscriminado e inadecuado crea nuevas patologías.

Tratamientos físicos

La movilización “controlada” es muy importante, pero sin olvidar que  en determinadas fases (brotes, formas severas no tratadas correctamente) un ejercicio simple puede representar un esfuerzo insuperable para el paciente. Las pautas que asociamos al tratamiento global son especialmente técnicas de estiramientos, personalizados, realizados por un experto y de inicio muy suave con incremento progresivo con resultados a menudo espectaculares. El resto de técnicas que ayuden a relajar y tonificar son favorables. En algunos casos (subgrupos) pueden beneficiarse de la osteopatía, aplicado por nuestro osteópata profundo conocedor de la fibromialgia, en otras circunstancias puede ser negativo.

La colaboración del resto de nuestros especialistas, psicología, nutrición, neurología, dependerá de las necesidades de cada caso.