Tel: 93 302 53 53 / 93 302 11 77 | [email protected]

Carrer de Sepúlveda, 125 08015 Barcelona

Dolor de espalda

1º Tratamientos físicos
2º Ozonoterapia
3º Por vía subcutánea, intradiscal
4º Osteopatía
5º Masoterapia
6º Laserterapia
7º Kinesiterapia
8º Natación
9º Tratamientos farmacológicos

Concepto muy general pero extraordinariamente frecuente, que abarca todas aquellas alteraciones de la columna vertebral y estructuras adyacentes que se pueden manifestar como DOLOR DE ESPALDA.

Se deduce de inmediato la gran importancia que tendrá el diagnostico preciso para poder aplicar el tratamiento adecuado.

Los tres segmentos del raquis, cervical, dorsal y lumbar pueden sufrir molestias localizadas en cada uno de ellos o bien generales en todos los segmentos.
Las causas mas frecuentes de dolor de espalda hay que dividirlas en tres grandes grupos:

  1. MECÁNICAS
  2. INFLAMATORIAS
  3. DEGENERATIVAS

El primer grupo abarca alteraciones de la estática, las desviaciones (tecnicamente escoliosis, cifosis, etc.), alteraciones congenitas (lisis, listesis, anomalias de transición lumbosacra etc.), afectaciones del disco intervertebral por sobrecarga, o afectación de estructuras paravertebrales (musculos, ligamentos, etc.), asimetria de las extramidades inferiores con vasculación pélvica, y un sinmúmero de problemas que pueden causar un funcionamiento indacuado de la columna provocando dolor y limitación de la movilidad.

El segundo grupo se refiere a las enfermedades reumaticas inflamatorias (artritis) que pueden manifestarse en la columna vertebra. La mas frecuente y conocida es la Espondilitis Anquilosante, más frecuente en el hombre y su inicio suele ser en personas jovenes. Tambien otros reumatismos inflamatorios pueden afectar la columna (artritis psoriasica) y en casos excepcionales podria tratarse de un proceso infeccioso, de caracter séptico (bacteriano), tuberculoso, brucelar etc.

El tercer grupo se refiere basicamente a la denominada espondilosis, que no es mas que la artrosis de la columna vertebral provocando el desgaste de los discos y la reacción osea de las vertebras, con las consiguientes alteraciones de la función, aparición de dolor y disminución de la movilidad. Dentro del grupo de procesos degenerativos podriamos incluir la Osteoporosis, que se describe en la Unidad de la misma, que en fases evolucionadas con fracturas vertebrales puede manifestarse con intenso dolor y deformidad del raquis (cifosis).

Todo ello demuestra la trascendencia de un diagnostico preciso de la causa para poder mejorar los síntomas del dolor de espalda. Las manifestaciones clínicas mas frecuentes son:

Cervicalgias: agudas, crónicas, acompañadas de contracturas, cefaleas, vértigos, etc.

Dorsalgias: agudas, crónicas, en relación con los esfuerzos, contracturas asociadas, y en casos poco frecuentes pueden ser la manifestación de la afectación de un órgano sin relación con el aparato locomotor (úlcera gastrica, angina de pecho, etc.)

Lumbalgias: agudas,  el típico lumbago que bloquea el sector lumbar por el dolor y la contractura, formas crónicas, nocturnas (típico de la espondilitis anquilosante), asociadas a afectación de raices del ciático, lumbociática, etc.

Independientemente de la clasificación inicial hay dos procesos que pueden provocar graves trastornos dolorosos en la espalda: la Fibromialgia, y tambien procesos tumorales de la misma columna o adyacenrtes.

Una vez conseguido el diagnostico, se debe valorar la indicación terapeutica más adecuada, que como siempre si se pretende conseguir los mejores resultados, debe ser multidisciplinar seleccionando las alternativas mejores dentro del arsenal terapéutico de que disponemos en al actualidad.

dolor de espalda

  1. Tratamientos físicos. Abarca un gran número de alternativas.
  2. Ozonoterapia. Por vía subcutánea, intradiscal, etc, descrito en el apartado “Ozonoterapia”
  3. Osteopatía, en los casos en que haya la indicación correcta.
  4. Masoterapia, todas las técnicas de masajes deberán matizarse según el tipo de afectación a tratar.
  5. Laserterapia, como coadyuvante para potenciar cualquier acción antinflamatoria.
  6. Kinesiterapia, ejercicios físicos adecuados y personalizados para cada caso.
  7. Indicación de movilización en el agua, natación, etc., pero siempre matizando como, cuando y cuanto.
  8. Tratamientos farmacológicos. En determinados casos debe ser el tratamiento básico (reumatismos inflamatorios, infecciosos, etc.) en otros será como coadyuvante al tratamiento físico para mejorar el dolor, la contractura etc.

La finalidad de la UNIDAD DEL DOLOR DE ESPALDA es aglutinar todos estos conceptos, causas, tratamientos , para poder obtener una visión definida y clara de cada caso y poder aplicar las opciones idoneas para curar, paliar o disminuir la velocidad de progresión de cualquiera de las alteraciones que pueden provocar estos sintomas.